The Importance of Application Maintenance for Product Scalability

La vida de una aplicación no comienza con la codificación y termina con la implementación. En cambio, el desarrollo de aplicaciones es un proceso continuo que comienza con la investigación y continúa mientras el ciclo de vida del producto esté activo y en uso. De ahí la importancia del mantenimiento para escalar, respaldar y promover la durabilidad en las aplicaciones.

El ritmo alucinante al que evoluciona la tecnología, junto con la pandemia, está revolucionando a las personas y las empresas de todo el mundo y nos está impulsando a adaptarnos rápidamente a la forma de vida moderna y digital. Desde comprar en línea hasta tener consultas médicas virtuales, ahora aprovechamos constantemente las aplicaciones web y móviles para impulsar nuestro día a día y hacer que las operaciones comerciales se amplíen más rápido que nunca. Por lo tanto, desde transformar la experiencia del usuario en línea e impulsar la innovación comercial hasta crear nuevas vías de ingresos y ampliar el alcance de innumerables bienes y servicios, los productos impulsados ​​por TI se están convirtiendo rápidamente en elementos revolucionarios para individuos y empresas, tanto grandes como pequeñas, en todo el mundo. mundo. Sin lugar a dudas, este fenómeno ha hecho que la industria del desarrollo de aplicaciones sea más consciente de la calidad de los productos que enviamos. Pero, lo que es más importante, nos ha hecho estar muy atentos a nuestras prácticas de mantenimiento de aplicaciones. 

Mientras un producto impulsado por TI siga activo y sus usuarios aún lo disfruten, su ciclo de vida de desarrollo nunca termina realmente. Su tarea como socio de desarrollo no se detiene, más aún en el panorama tecnológico en constante cambio donde todo el software, la web y las aplicaciones móviles requieren un mantenimiento constante para seguir siendo relevantes y competitivos. De ahí la importancia de contar con una estrategia integral de mantenimiento de aplicaciones. Es la única forma de asegurarse de que su aplicación se adapte a las tecnologías emergentes, las necesidades de sus usuarios, los requisitos de los mercados y, lo que es más importante, crecer y escalar a medida que evolucionan las tendencias y las demandas de los usuarios. 

Entonces, en este artículo, y basado en nuestra experiencia como desarrolladores, discutiremos su importancia para las aplicaciones y cómo el mantenimiento puede ayudar a reforzar la durabilidad y la escalabilidad de todos los productos móviles y web. Veamos.

¿Qué es el mantenimiento de aplicaciones?

El mantenimiento de aplicaciones es el acto de actualizar, modificar, reevaluar, optimizar y ajustar continuamente una aplicación existente y ya implementada. En ese sentido, cada vez que cambias o actualizas alguna parte de tu aplicación, estás realizando un acto de mantenimiento. La mayoría de estos cambios o actualizaciones deberían pasar desapercibidos para los usuarios cuando se realizan correctamente. La mayoría de estos “cambios” deben ocurrir por muchas razones. Es posible que deba mejorar algunas funciones, agregar otras nuevas, actualizar los protocolos de seguridad, migrar a la nube o simplemente mantenerlo funcionando sin problemas. Sea cual sea el caso, es una parte fundamental del éxito de tu aplicación. Es el corazón de la durabilidad de su producto y, como tal, debe aplicarse de manera efectiva y adecuada. Pero, lo que es más importante, el mantenimiento de la aplicación debe ser una tarea continua que dure todo el ciclo de vida de su producto y debe realizarse mientras la aplicación esté activa y en uso. Hacerlo es la forma mejor y más infalible de garantizar que sus productos, ya sean web o móviles, funcionen siempre sin problemas, funcionen de manera óptima, satisfagan las expectativas de los usuarios y sigan siendo escalables para que puedan adaptarse al panorama en constante cambio de la tecnología moderna. universo de aplicaciones. 

Afortunadamente para nosotros, el mantenimiento de la aplicación es lo suficientemente simple cuando se aborda con precisión, y puede desarrollar rápidamente una estrategia integral para ayudar a que sus prácticas de mantenimiento se mantengan en línea con las necesidades de su negocio. Y para facilitar las cosas, existen diferentes formas de abordar el mantenimiento de la aplicación. Dependiendo del tipo de aplicación, puede usar una, dos o todas, pero la forma en que toma esta decisión depende en gran medida de su investigación y sus necesidades. Así que echemos un vistazo a las diferentes categorías de mantenimiento de aplicaciones. 

 

  • Mantenimiento preventivo de aplicaciones: El objetivo principal del mantenimiento preventivo es frustrar todos los posibles fallos, errores y fallas antes de que ocurran para que siempre pueda estar un paso por delante de cualquier falla que pueda surgir. Una forma de realizar el mantenimiento preventivo es siempre asegurarse de que su código sea fácilmente escalable y pueda adaptarse a los cambios y modificaciones sin ningún problema. De esta manera, puede preparar su producto para el futuro para evitar su deterioro y alargar su vida útil. Además, el mantenimiento preventivo incluye todas las estrategias de prueba y las implementaciones de control de calidad que emplea antes de la implementación y las que continúa implementando después. También requiere que supervise los sistemas de su aplicación y su infraestructura continuamente (si corresponde) para garantizar su estabilidad y escalabilidad. En consecuencia, no debe realizar las medidas preventivas una sola vez, sino todo el tiempo, incluso cuando no haya fallas evidentes, para garantizar la fluidez de su desempeño en todo momento.

 

  • Mantenimiento perfectivo de aplicaciones: El mantenimiento perfectivo se centra en abordar las características y los requisitos de la aplicación para mejorar su escalabilidad y usabilidad. Se trata de todas las acciones de mantenimiento que aseguran la evolución de los requisitos y características del producto para cambiar su funcionamiento o apariencia para perfeccionarlo y mejorar la experiencia del usuario. En ese sentido, cuando modifica la interfaz de usuario de su aplicación, realiza rediseños o agrega o elimina características o funciones, está realizando un mantenimiento perfectivo. Dado que estos cambios afectan la parte frontal de su producto, generalmente son visibles para el usuario y muy perceptibles, lo que significa que debe llevarlos a cabo de la manera más fluida y eficiente posible. Además, aunque es necesario, tomar medidas perfectivas puede afectar directamente la satisfacción del usuario, por lo que utilizar los comentarios de los usuarios como punto de partida es crucial para garantizar que los elementos que agregue sean realmente necesarios, mientras que los que elimine no lo sean. 

 

  • Mantenimiento correctivo de aplicaciones: El mantenimiento correctivo tiene como objetivo reparar o, como su nombre lo indica claramente, realizar cambios correctivos y modificaciones para corregir errores y errores en el rendimiento de la aplicación. Estas correcciones a menudo provienen de comentarios, informes de usuarios (que dan cuenta de casi el 44% de los defectos encontrados) o control de calidad, todo lo cual ocurre después de que la aplicación ya está en uso. Puede abordar el mantenimiento correctivo en forma de actualizaciones rápidas y pequeñas pero constantes que generalmente se llevan a cabo cuando el mantenimiento preventivo y predictivo no detectan errores o no se implementaron correctamente y fallaron. En ese sentido, el mantenimiento correctivo es crucial para ayudar a que la aplicación funcione sin problemas y garantizar la experiencia del usuario, por lo que debe realizar actualizaciones correctivas de manera constante y rápida. 

 

  • Mantenimiento de aplicaciones adaptables: El mantenimiento adaptativo tiene que ver con el entorno tecnológico cambiante y las medidas que toma para adaptar su aplicación a esos cambios. Nuevos conocimientos, nuevas actualizaciones de hardware y software, actualizaciones de sistemas operativos, tecnologías emergentes y modernas como inteligencia artificial y aprendizaje automático, e incluso cambios en el nivel de amenazas y virus, son algunos de los cambios en los que se enfoca el mantenimiento adaptativo. Por esta razón, el mantenimiento adaptativo es crucial para la evolución y escalabilidad de su aplicación. Por ejemplo, suponga que no se asegura de que se adapte al panorama tecnológico en constante cambio. En ese caso, no podrá mantenerse al día con la evolución del mercado, y su producto se quedará atrás y eventualmente se volverá obsoleto. 

 

Entonces, con toda esa información en mente, podemos concluir con seguridad que implementar algún tipo de estrategia de mantenimiento de aplicaciones es crucial para garantizar la calidad, el rendimiento y la escalabilidad de su producto. No te metiste en el negocio del desarrollo de aplicaciones para volverte inútil en un par de meses. Para durar en este negocio y seguir siendo relevante, usted y su equipo deben garantizar la durabilidad de sus productos, y el mantenimiento es la mejor y más infalible forma de hacerlo.

La importancia del mantenimiento para el escalado de aplicaciones

Pregúntate esto: ¿descargarías una aplicación que no se haya actualizado en 6 meses? ¿O le darías una oportunidad a una aplicación que falla tan pronto como la abres? Por supuesto, no lo harías, y tampoco lo haría el 71% de las personas que han desinstalado una aplicación después de que falla. De ahí la importancia del mantenimiento de la aplicación para la satisfacción del usuario y la durabilidad del producto. Pero, ¿qué pasa con la escalabilidad? ¿Cuál es la importancia del mantenimiento para el escalado? En pocas palabras, simplemente no puede escalar su aplicación sin mantenimiento. A menos que tenga una estrategia de mantenimiento, no tendrá las herramientas y el conocimiento para medir el mercado y las nuevas tecnologías actualmente en uso. Además, no podrá adaptarse a las actualizaciones del sistema operativo, sus usuarios y sus preferencias en constante cambio, su experiencia al usar su aplicación y sus comentarios.

En consecuencia, su aplicación llegará al mercado y fallará poco después. Pero empecemos desde el principio. Primero aclaremos el concepto de escalabilidad. 

La escalabilidad de la aplicación se refiere a la capacidad de una aplicación para administrar, adaptar y cambiar de tamaño de manera efectiva en respuesta a un número creciente de usuarios, requests per minute (RPM), nuevas demandas del mercado, cambios de software o sistema operativo y nuevas ofertas de tecnología sin afectar su rendimiento o experiencia de usuario. Desarrollar un producto escalable significa garantizar la participación continua del usuario, una excelente experiencia de usuario, rentabilidad y un crecimiento continuo de las aplicaciones. Y la única y más confiable forma de garantizar que su aplicación siga siendo escalable durante todo su ciclo de vida es una estrategia de mantenimiento de aplicaciones completa y continua. Estas son las razones principales por las que el mantenimiento de la aplicación es crucial para escalar la aplicación.

Ayuda a admitir actualizaciones y mejoras.

No existe un entorno empresarial menos estático e impredecible que el desarrollo de aplicaciones. Lo que hoy era vanguardista puede quedar obsoleto mañana. Nuestros desarrolladores de aplicaciones deben estar al tanto de estos cambios y tendencias emergentes para garantizar que nuestros productos sigan siendo duraderos y confiables el mayor tiempo posible. De ahí la importancia de mantener el mantenimiento de las aplicaciones a la vanguardia. No podemos predecir el futuro, pero podemos prepararnos para él, y de eso se trata el mantenimiento y la escalabilidad de las aplicaciones. 

Como se mencionó anteriormente, el mantenimiento de aplicaciones implica actualizar su producto para incluir nuevas características y funcionalidades a medida que cambian sus objetivos comerciales y surgen nuevas tecnologías y actualizaciones del sistema. Y, como probablemente ya pueda adivinar, esto no es negociable, especialmente con fines de escalabilidad. No puede esperar seguir siendo relevante y escalar en el mercado de aplicaciones si no se mueve junto con las tendencias y actualizaciones inherentes al mundo de la tecnología. Sus usuarios no solo se aburrirán con su aplicación desactualizada, sino que eventualmente dejará de funcionar cuando no sea compatible con el nuevo sistema operativo o los requisitos de los dispositivos modernos. Además, las tiendas de aplicaciones tienen pautas de calidad estrictas y, si su aplicación no se mantiene al día, es posible que se inicie.   

Además, el mantenimiento de la aplicación puede ser muy valioso para ayudarlo a tomar el pulso de sus usuarios e identificar sus gustos y disgustos con respecto a su aplicación, un aspecto crucial para escalar con éxito. Como resultado, puede utilizar su estrategia de mantenimiento para recopilar comentarios y agregar o eliminar características y funcionalidades a medida que evalúa lo que quieren sus usuarios. Al hacerlo, no solo puede mantener contentos a sus usuarios actuales, sino también escalar para aumentar la capacidad de carga de su aplicación, ganar más usuarios e impulsar el crecimiento de su producto con funciones "listas para usar" y un rendimiento sin igual. Estos beneficios lo ayudan a mejorar aún más el rendimiento de su aplicación, preservar su usabilidad durante mucho tiempo y asegurar su crecimiento.

Ayuda a mejorar la experiencia del usuario

Quizás estés pensando: ¿qué tiene que ver la escalabilidad con la experiencia del usuario? La respuesta es TODO. Por ejemplo, ¿sabías que alrededor del 70% de los usuarios afirma haber eliminado una aplicación después de que tardó demasiado en cargarse? Seamos sinceros; los usuarios no tienen paciencia con respecto a su experiencia con las aplicaciones. Entonces, cuando desarrolla una aplicación integral que siempre cuenta con el respaldo de una sólida estrategia de mantenimiento, se asegura de que el rendimiento de su producto sea siempre excepcional y permanezca impecable, independientemente de los cambios en la cantidad de usuarios, las tecnologías del sistema y las actualizaciones del sistema operativo. De esta manera, sin importar los cambios que experimente su aplicación o cuántas actualizaciones realice, se mantendrá estable y podrá adaptarse al crecimiento sin tiempo de inactividad, fallas o impactos en su rendimiento. Como resultado, garantizará una experiencia de usuario impecable que no se verá afectada por ninguna de las modificaciones que realice. 

Recuerde, a sus usuarios no les importa lo que sucede en el back-end de los productos que usan. No les importa si está lidiando con un alto tráfico de usuarios o problemas con sus bases de datos. Quieren usar una aplicación que funcione, punto. Por lo tanto, cuando realiza el mantenimiento regular de su aplicación y la escala en función de lo que los usuarios quieren y necesitan, asegurará la adaptabilidad continua y mejorará la experiencia del usuario de su aplicación, independientemente de cuántas veces agregue, cambie o elimine elementos. ¿La mejor parte? ¡Tus usuarios ni siquiera lo sabrán!

Ayuda a aumentar la seguridad de su aplicación

El mantenimiento de aplicaciones y el aumento de la seguridad de las aplicaciones van de la mano; estamos seguros de que lo sabes. Pero, ¿dónde encaja la escalabilidad en este dúo de poder? Bueno, la escalabilidad sin seguridad no es una opción. Claro, puede hacerlo, pero ¿cómo garantizaría la seguridad e integridad de la información de sus usuarios? Una parte crucial de la capacidad de su producto para seguir siendo escalable es la eficiencia con la que puede admitir sus protocolos de seguridad y escalarlos a medida que crece su aplicación. Y con todas las actualizaciones y modificaciones que hará, es esencial que siempre se asegure de mantener la seguridad a la vanguardia, incluso cuando parezca irrelevante. 

Los piratas informáticos siempre están al acecho y, por lo general, son muy hábiles para detectar lagunas y vulnerabilidades en el software, la web y las aplicaciones móviles. De hecho, la pandemia hizo que la incidencia de ataques de piratería aumentará en más de un 600%, con el 98% del malware dirigido a dispositivos Android. Con estas cifras y el hecho de que el número de personas que utilizan aplicaciones aumenta diariamente, la importancia del mantenimiento en la seguridad de los productos TI es indiscutible. Por lo tanto, si desea una aplicación escalable, debe asegurarse de que, a medida que sus procedimientos de mantenimiento respalden el crecimiento y la actualización de su producto, también impulse sus medidas de seguridad. 

Mejores prácticas para garantizar la escalabilidad a través del mantenimiento de aplicaciones

Antes de pasar directamente a escalar su aplicación, debe dar un paso atrás e identificar cómo puede asegurarse de que puede, de hecho, escalar su aplicación a través de una estrategia de mantenimiento sólida. Tener un plan de mantenimiento no significa que pueda usarlo automáticamente para escalar. Primero, hágase algunas de las siguientes preguntas: 

  • ¿Espera un aumento repentino en el tráfico de usuarios, como un día festivo o un próximo evento de temporada?
  • ¿Su código permite la escalabilidad? 
  • ¿Es el hardware asociado de su aplicación capaz de manejar el crecimiento?
  • ¿Su pila tecnológica actual y su configuración son capaces de manejar el crecimiento?
  • ¿Los miembros de su equipo están capacitados y capacitados en escalabilidad de aplicaciones?
  • ¿Puede su presupuesto manejar cualquier aumento en los costos relacionados con el escalado?

 

Después de determinar que puede administrar el crecimiento potencial de su aplicación, es hora de asegurarse de que las buenas prácticas de escalamiento complementen su estrategia de mantenimiento. Estas son las mejores prácticas que le recomendamos que tenga en cuenta.

1. Realice una prueba de escalabilidad

Tenga en cuenta que escalar no es una prioridad ni una necesidad para todos los productos. A veces, la escalabilidad no es necesariamente una prioridad al establecer una estrategia de mantenimiento. Sin embargo, si planea escalar, debe asegurarse de que su aplicación pueda, de hecho, crecer, y aquí es donde entran las pruebas de escalabilidad. Una prueba de escalabilidad mide la capacidad de una aplicación para escalar hacia arriba o hacia abajo dependiendo de los cambios en el número de usuarios o fluctuaciones en el tráfico de usuarios. Determina si el sistema y la funcionalidad de la aplicación están preparados para manejar un pico o caída en la cantidad de cargas de solicitudes de usuarios sin impactos negativos en su rendimiento. Además, las pruebas de escalabilidad lo ayudan a hacer coincidir los cambios en la demanda de los usuarios con los pasos de mantenimiento y las implementaciones, lo cual es esencial para evitar costos innecesarios. En ese sentido, si desea asegurarse de que su aplicación sea escalable y evitar sorpresas costosas en el futuro, las pruebas de escalabilidad deben ser una parte integral de su estrategia de mantenimiento.

2. Planifica tu calendario de mantenimiento

Escalar no es algo que sucede de la noche a la mañana, y tampoco lo es el mantenimiento. No puede anunciar un parche de mantenimiento y esperar que sus usuarios y su aplicación se adapten a él en cualquier momento. Por lo tanto, el mantenimiento de la aplicación es un proceso delicado. Para garantizar que promueva la escalabilidad, debe desarrollar un plan sólido con un cronograma específico que establezca cuándo y cómo usted y su equipo realizarán los parches de mantenimiento. Este plan le permitirá evitar confusiones, posibles tiempos de inactividad y garantizar que pueda realizar las pruebas necesarias antes de realizar los pasos de mantenimiento. Esto suena como un paso pequeño e irrelevante. Aún así, es crucial mantener un cronograma de mantenimiento para evitar afectar la experiencia del usuario de su aplicación, asegurarse de que se cumplan los objetivos de su estrategia de mantenimiento y, lo que es más importante, garantizar la escalabilidad. 

3. Prioriza la corrección de errores

Si es un desarrollador de aplicaciones experimentado, ya sabe que cualquier proceso sólido de desarrollo de aplicaciones implica pruebas de alta calidad y aseguramiento de calidad (QA) estrategias para detectar fallas y errores y solucionarlos antes de enviar el producto. Sin embargo, no somos perfectos y, a veces, los errores y fallas se cuelan a través de nuestros estrictos procesos de control de calidad y pasan desapercibidos. No se preocupe, sucede, pero tenga en cuenta que no importa cuán pequeños o insignificantes puedan parecer, los errores pueden afectar significativamente la experiencia del usuario de su aplicación e incluso arruinarla. Como resultado, y con fines de escalabilidad, DEBE priorizar la corrección de errores y realizar un plan de mantenimiento completo para revisarlos de inmediato. Recuerde, una aplicación escalable no es una aplicación perfecta, sino una aplicación que responde rápidamente y se adapta a las necesidades y demandas de sus usuarios. 

4. Actualizaciones y mantenimiento de la API

Las interfaces de programación de aplicaciones (API son piezas tecnológicas cruciales para el rendimiento de la mayoría de los productos modernos basados ​​en Internet. Impulsan la escalabilidad y han hecho que nuestro trabajo y la mayoría de los aspectos del proceso de desarrollo sean relativamente simples para nosotros. Sin embargo, la mayoría de las API requieren actualizaciones y mantenimiento constantes para que funcionen correctamente y admitan la escalabilidad que brindan. Como resultado, su estrategia de mantenimiento DEBE abordar de manera eficiente y oportuna todas las actualizaciones de API y brindar el soporte que las API de su aplicación necesitan para seguir funcionando de manera óptima. Además, cuando las API no comunican su aplicación con proveedores o páginas de terceros, puede afectar significativamente la experiencia del usuario de su aplicación y su escalabilidad se verá afectada.  

Conclusión

El rápido aumento en la demanda de productos de TI más rápidos, junto con las expectativas cambiantes de los clientes y las tendencias tecnológicas que avanzan rápidamente, han hecho que el desarrollo de aplicaciones sea un mercado muy exigente y buscado. Como resultado, los desarrolladores de aplicaciones ahora deben asegurarse de que pueden ofrecer productos sólidos e innovadores que puedan satisfacer las demandas del mercado. Además, deben implementar estrategias duraderas que puedan proporcionar la sostenibilidad y competitividad de los productos que envían. Una forma de asegurarse de que dichos productos sean duraderos es garantizar su escalabilidad. Como discutimos en este artículo, una de esas estrategias es el mantenimiento. Todo producto competitivo impulsado por Internet necesita mejoras y soporte constantes para crecer, adaptarse y mantenerse relevante en las expectativas de los usuarios en constante cambio y en el mercado de aplicaciones excesivamente saturado. Por lo tanto, si desea seguir siendo relevante en el mercado moderno de desarrollo de aplicaciones, asegúrese de respaldar las necesidades de escalabilidad de sus productos con un enfoque de mantenimiento sólido que le permita crecer y adaptarse al flujo dinámico de usuarios.

Si tiene alguna pregunta, inquietud o simplemente quiere trabajar con nosotros, asegúrese de contactarnos para poder empezar a ayudarlo!

¿Necesita ayuda con un proyecto?

Dejarnos una línea y vamos a empezar a trabajar!