Arquitectura moderna de desarrollo de aplicaciones: ¿monolítica o microservicios?

Los enfoques modernos de las prácticas de desarrollo de aplicaciones han evolucionado para abordar los problemas existentes e impulsar la eficiencia de los desarrolladores. Uno de estos enfoques actuales, la arquitectura de microservicios, ha revolucionado las prácticas de desarrollo de aplicaciones. Como resultado, se han generado debates en la industria sobre qué arquitectura es mejor, microservicios o monolítica, y las comparaciones son inevitables.

Los avances tecnológicos y su evolución en las últimas décadas son evidentes. Lo vemos todos los días en nuestros dispositivos y las aplicaciones que se ejecutan en ellos, que usamos como salvavidas para impulsar nuestras actividades diarias más básicas. Sin embargo, esta transformación digital es palpable para nosotros solo en la superficie. Sabemos que nuestros teléfonos funcionan como se supone que deben hacerlo, nuestras aplicaciones funcionan sin problemas y brindan los servicios que esperamos de ellas, y nuestras computadoras y los sitios web que visitamos en ellas funcionan a velocidades óptimas. Pero, ¿qué sucede bajo el capó de esas pequeñas piezas de tecnología a las que nos hemos acostumbrado tanto? ¿Cómo siguen funcionando tan eficientemente a pesar del panorama tecnológico en constante cambio? En pocas palabras, todo se basa en la arquitectura de desarrollo de aplicaciones. Y aquí es donde entran los dos enfoques de la arquitectura de desarrollo de aplicaciones que discutiremos hoy: arquitectura monolítica y de microservicios. 

Para seguir siendo relevantes en el entorno digital moderno y en constante cambio, las empresas de desarrollo innovadoras deben adoptar los enfoques más vanguardistas para impulsar nuestras prácticas de desarrollo de aplicaciones y software, incluida la forma en que adoptamos las herramientas y metodologías modernas de arquitectura de desarrollo de aplicaciones. Afortunadamente, ahora tenemos una gran variedad de opciones y, con la llegada de la arquitectura de microservicios, ahora tenemos un nuevo enfoque para potenciar nuestras prácticas de desarrollo. Pero, ¿cómo elegir? ¿Debería quedarse con su buena arquitectura monolítica o debería evolucionar para adoptar su contraparte moderna, más nueva, pero aún desconocida? Todo depende de tus necesidades. 

Por lo tanto, antes de decidir qué modelo es el más adecuado para sus esfuerzos de desarrollo y los de su empresa, queremos ayudarlo a comprender completamente las diferencias entre la arquitectura monolítica y la de microservicios. Además, hablaremos de sus pros y contras y qué tan bien usted y su equipo pueden adaptarse a cada uno. Entonces, vamos a sumergirnos.

¿Qué es la arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas?

La arquitectura monolítica es un enfoque tradicional para el desarrollo de aplicaciones y software donde todo está unificado y administrado en un solo lugar. Las aplicaciones monolíticas generalmente se construyen como una pieza única, autónoma e indivisible con una gran base de código y cero modularidad. Como resultado, si necesita realizar modificaciones o actualizaciones en el código, debe realizarlas en toda la plataforma a la vez. Piense en una gran roca, de ahí el término monolito. En este caso, nuestro monolito no es más que un gran bloque de código donde la lógica empresarial reside en un único binario desplegable. 

Esta “roca” suele constar de tres partes: 

  • Una base de datos: Varias tablas en un sistema de gestión de base de datos.
  • Una interfaz de usuario del lado del cliente: Múltiples páginas HTML o Java en ejecución.
  • Una aplicación del lado del servidor: aquí es donde se ejecuta la lógica específica del dominio, se manejan las solicitudes HTTP y se actualizan los datos de la base de datos.

La mayoría de nosotros probablemente haya trabajado con una arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas al menos una vez sin problemas significativos. Si bien el concepto de un gran bloque de código que contiene todas las funcionalidades parece contradecir la mayoría de los enfoques actuales de las prácticas de desarrollo de aplicaciones "adecuadas", hay ciertos casos en los que la arquitectura monolítica sigue siendo relevante. Por esta razón, creemos que es esencial comprender los pros y los contras de la arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas. Vamos a ver.

 

Pros de la arquitectura monolítica

  • Desarrollo más rápido: La simplicidad de las aplicaciones monolíticas las hace inherentemente más fáciles de desarrollar. Dado que las aplicaciones monolíticas suelen utilizar sistemas de legado y todo está en un solo lugar, su desarrollo es muy sencillo; usted crea, prueba, implementa, soluciona problemas y, finalmente, escala según sea necesario. 
  • Solución de problemas más fácil: Dado que todo el código de la aplicación está alojado en un solo lugar, es más fácil analizarlo e identificar problemas y errores. Además, la arquitectura monolítica le permite ejecutar pruebas de extremo a extremo considerablemente más rápido, gracias a que es indivisible. 
  • Despliegue más rápido: Dado que la arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas solo necesita un directorio, no necesita manejar varias implementaciones. Como resultado, las aplicaciones monolíticas son más fáciles y rápidas de implementar, lo que reduce su tiempo de comercialización (TTM) y los convierte en una buena alternativa si necesita llegar al mercado rápidamente.  
  • Menos latencia: Las aplicaciones monolíticas están más optimizadas ya que todo está contenido en un solo lugar. Por lo tanto, los tiempos de comunicación y procesamiento entre servicios son más breves y directos, lo que reduce los problemas de latencia.
  • Facilidad de uso: La arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas ha sido el estándar hasta hace poco, lo que significa que su equipo de desarrolladores probablemente ya tendrá un buen conocimiento y comprensión de cómo funciona este tipo de desarrollo. Como resultado, no tiene una curva de aprendizaje y no tiene que preocuparse por los gastos de contratar talento externo.

Contras de la arquitectura monolítica

  • Escalabilidad reducida:: Las aplicaciones monolíticas no se adaptan rápidamente a las adiciones en el código. A medida que agrega más código y más funcionalidades, crece y se convierte en un gigante de información que es difícil de entender e imposible de escalar. 
  • Cambios en el código: Dado que las aplicaciones monolíticas contienen todo el código en un solo lugar, cada cambio de código altera todo el sistema, lo que significa que todas las modificaciones deben planificarse cuidadosamente. En ese sentido, los cambios de código son más difíciles de realizar y toman mucho más tiempo. 
  • Limitaciones para las tecnologías modernas: Olvídate de usar las últimas tendencias tecnológicas aquí. Adoptar nuevas tecnologías cuando se desarrollan aplicaciones monolíticas es casi imposible. Tienes que usar la misma pila tecnológica de principio a fin porque un pequeño cambio en el sistema afecta a toda la aplicación. 
  • Baja confiabilidad: Un pequeño error puede destruir toda la aplicación en una arquitectura monolítica de desarrollo de aplicaciones debido a lo estrechamente acoplados que están sus componentes. En ese sentido, si incluso una pequeña cosa sale mal, el riesgo de que toda la aplicación se vuelva inútil es muy alto. 
 

Como puede ver, la arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas tiene sus aspectos buenos y malos. Ahora echemos un vistazo más de cerca a la arquitectura de microservicios para determinar cuál es más adecuado para usted y su empresa. 

 

¿Qué es la arquitectura de desarrollo de aplicaciones de microservicios?

La arquitectura de desarrollo de aplicaciones de microservicios es un enfoque más nuevo y popular para el desarrollo de aplicaciones que a menudo se considera una alternativa más moderna, eficiente y "madura" a la arquitectura monolítica. En un modelo de microservicios, crea sus aplicaciones y su infraestructura utilizando servicios individuales que están encapsulados y funcionan de forma independiente. Estos servicios individuales, o módulos, tienen cada uno sus propias bases de datos separadas y su propia lógica independiente, pero aún funcionan juntos como una especie de sistema disperso donde las partes mantienen una comunicación API constante. En otras palabras, una aplicación de microservicios funciona de la misma manera y realiza las mismas funciones que una aplicación monolítica, pero cada una de sus "partes" funciona como un servicio independiente. De ahí el término microservicios. 

Con gigantes de Internet como Google, Amazon y Netflix actuando como defensores de los microservicios y migrando de sus viejas aplicaciones monolíticas, el enfoque más ágil, moderno y eficiente está ganando impulso y se está convirtiendo en la norma para la mayoría de las aplicaciones modernas. Como resultado, estas empresas, y muchas otras, eligen migrar a un modelo de microservicios. Comprenden que, debido a su modularidad, escalabilidad y flexibilidad, este enfoque ayuda a ofrecer aplicaciones más adecuadas para empresas modernas, innovadoras y dinámicas. Estos son algunos de los principales beneficios de la arquitectura de microservicios para los entornos de desarrollo modernos.

Pros de la arquitectura de microservicios

  • Escalabilidad aumentada: La arquitectura de microservicios le permite realizar implementaciones independientes, lo que significa que puede operar cada microservicio por separado. Como resultado, puede actualizar cada microservicio de forma independiente en lugar de toda la aplicación. Además, puede escribir cada servicio en un idioma diferente, elegir la mejor pila para cada módulo, construir una vez y luego escalar a medida que agrega más funciones y características sin comprometer la compatibilidad del sistema.
  • Productividad mejorada: Dado que la arquitectura de microservicios le permite administrar los componentes de su aplicación como servicios independientes, puede crear y mantener aplicaciones complejas más fácilmente sin importar el tamaño de su equipo. Puede dividir tareas y hacer que cada equipo realice diferentes tareas simultáneamente sin sacrificar la productividad.
  • Stack de tecnología actualizable: La arquitectura de microservicios le permite realizar cambios simples si una tecnología más nueva llega al mercado. Su equipo puede simplemente hacer un pequeño cambio en cada módulo de servicio para adoptar nuevas tecnologías sin problemas ni trabajo adicionales. 
  • Escalabilidad horizontal: Si resulta que sus usuarios están usando en exceso una funcionalidad específica y que los microservicios enfrentan una gran carga, simplemente puede escalar ese microservicio sin necesidad de escalar todo el sistema. 
  • Depuración: Los errores o fallas que afectan a un microservicio no afectan a los demás, lo que significa que el resto de la aplicación permanece intacta y hace que la depuración sea más rápida y sencilla.



Contras de la arquitectura de microservicios

 

  • Mas costosa: La arquitectura de desarrollo de aplicaciones de microservicios viene inherentemente con mayores cargas de trabajo, lo que resulta en una mayor sobrecarga operativa. Dado que todos los microservicios dentro del sistema necesitan comunicarse entre ellos, se producen muchas llamadas remotas, lo que genera una mayor latencia de red, tiempo de ejecución y costos de recursos. 
  • Mas complejidad: Las aplicaciones de microservicios son mucho más complejas que monolíticas. Dado que la arquitectura de microservicios es un sistema distribuido, su complejidad aumenta a medida que crece la cantidad de microservicios.
  • Menos seguras: Debido a que todos los servicios necesitan comunicarse constantemente, los microservicios son menos seguros que las aplicaciones monolíticas. 
  • Pruebas más complejas: Su naturaleza como sistema distribuido hace que la arquitectura de microservicios y sus partes implementables de forma independiente sean una pesadilla cuando se trata de pruebas. 

 

Se hace evidente que la arquitectura de desarrollo de aplicaciones de microservicios simplifica la mayoría de los problemas de la creación de aplicaciones monolíticas. Sin embargo, no viene sin sus inconvenientes. Tener en cuenta toda esta información antes de decidir cuál de los dos enfoques es mejor para ti puede marcar la diferencia entre el fracaso y el éxito. 

Entonces, ahora que tiene una idea clara de los beneficios y desafíos de la arquitectura monolítica y de microservicios, analicemos qué solución se adapta a usted y a su empresa y cómo tomar esa decisión. 

Arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas o de microservicios: ¿cuál es la adecuada para usted?

Como ya sabe, la batalla entre la arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas y microservicios es un tema muy apasionante y controvertido en nuestra industria. Al contrario de lo que la mayoría de la gente cree, ambos enfoques siguen siendo relevantes, y cada uno tiene sus propios beneficios e inconvenientes, lo que hace que elegir entre ellos sea una tarea difícil. Sin embargo, es innegable que, debido a la constante modernización de nuestros procesos de desarrollo, actualmente buscamos adoptar las últimas tendencias, herramientas y tecnologías para ofrecer aplicaciones mejores, más sólidas e innovadoras que superen la prueba del tiempo y sigan siendo competitivas en este despiadado negocio nuestro. Este tipo de cambio de paradigma en las tendencias que adoptamos se hace evidente cuando vemos que, según Linux, el mercado de la arquitectura de microservicios crece a un ritmo acelerado con un 27.4% de crecimiento en los EEUU, y los expertos predicen que para 2022, alrededor del 90 % de todas las aplicaciones serán el resultado de una arquitectura de microservicios. ¡Eso es una locura! ¿Pero deberías ir con la corriente? Vamos a ver. 

A primera vista, puede parecer que elegir el enfoque de microservicios es la apuesta más segura. Quiero decir, es más eficiente, escalable, moderno, más rápido y parece mucho más fácil trabajar con él. No obstante, hay muchos casos de uso en los que una arquitectura monolítica puede funcionar a su favor. Aún así, todo depende de las necesidades de su empresa y de las especificaciones de su proyecto. Por lo tanto, para facilitarle un poco las cosas, veamos algunos escenarios en los que cada uno de los dos enfoques puede resultar útil.

Cuándo elegir una arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas

  • Estás trabajando con un equipo pequeño: Una arquitectura de microservicios puede ser demasiado compleja para su empresa si trabaja con equipos pequeños o desarrolla aplicaciones pequeñas y simples. Ya sea porque es una startup o porque prefiere mantenerlo pequeño y trabajar con un personal reducido, trabajar con una arquitectura de microservicios puede ser excesivo y puede ser innecesario. Como resultado, un enfoque monolítico puede ser más fácil de implementar y puede satisfacer mejor las necesidades de su empresa y los objetivos de su aplicación. 

 

  • Tienes un presupuesto limitado: Los microservicios requieren una inversión más significativa tanto en tiempo como en dinero, por lo que puede ser una buena idea seguir el camino monolítico si tiene un presupuesto limitado. Por otro lado, la arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas requiere una inversión significativamente menor de dinero y tiempo, y también puede usar equipos más pequeños, como mencionamos anteriormente.

 

  • Necesita llegar al mercado rápido: Si necesita implementar su aplicación lo antes posible y llegar al mercado rápidamente, un enfoque monolítico será su mejor opción, especialmente para aplicaciones más pequeñas. No solo gastará menos dinero en él, sino que podrá validar su idea de negocio más rápido debido a su arquitectura menos complicada, menos requisitos de equipo y menos demandas de desarrollo. También puede usarlo para implementar sus MVP más rápidamente y recopilar comentarios de los usuarios antes para que pueda agregar funciones y actualizar más rápido. 

 

  • No puede pagar la capacitación en microservicios: Debido a que la arquitectura monolítica es el enfoque tradicional para el desarrollo de aplicaciones, lo más probable es que sus desarrolladores ya dominen el arte de la arquitectura monolítica. Entonces, si, por cualquier motivo, no puede permitirse capacitarlos en microservicios o no puede contratar nuevos expertos, apegarse al desarrollo de aplicaciones monolíticas es la decisión correcta para usted.

 

  • Estás desarrollando una aplicación simple: Las aplicaciones simples y más pequeñas a menudo no requieren demasiada lógica comercial ni demandan procesos de desarrollo complejos. Por esta razón, las arquitecturas monolíticas suelen ser el mejor enfoque al crear este tipo de aplicaciones. Como resultado, no necesita el crecimiento del equipo que necesitaría en microservicios y puede superar la complejidad innecesaria que implican los microservicios para aplicaciones más pequeñas.

Cuándo elegir una arquitectura de desarrollo de aplicaciones de microservicios

  • Tienes una amplia pila tecnológica: A menudo, a los equipos de desarrollo les encanta usar diferentes tecnologías para impulsar sus esfuerzos de desarrollo, y la arquitectura de microservicios adora eso. Dado que cada servicio funciona de forma independiente, usted y su equipo tienen la libertad de elegir sus herramientas o marco favoritos para implementar en cualquier funcionalidad determinada sin limitaciones ni problemas de incompatibilidad. 

 

  • Su equipo ya tiene experiencia en microservicios: Desarrollar una aplicación de microservicio sin el conocimiento y la experiencia adecuados no es una buena idea, por lo que tener una comprensión "general" de la misma no es suficiente. Sin embargo, si su equipo ya tiene el conocimiento y la experiencia necesarios para desarrollar aplicaciones de microservicios, entonces está libre si elige implementar sus aplicaciones bajo este modelo. 

 

  • Necesita desarrollar aplicaciones complejas y escalables: Al crear aplicaciones más grandes y complejas, una arquitectura monolítica definitivamente se quedará corta después de un tiempo. Por otro lado, cuando las aplicaciones se vuelven más grandes y complejas, migrar a una arquitectura de microservicios o comenzar con una sin duda hará que agregar nuevas funciones y capacidades y escalar su aplicación sea más manejable. Por lo tanto, si constantemente desarrolla aplicaciones complejas con múltiples requisitos, componentes, módulos, tecnologías, viajes de usuario y una necesidad obvia de escalar, una arquitectura de microservicios es el camino a seguir. 

 

  • Quieres tener una ventaja evolutiva: Si usted es uno de esos desarrolladores, como nosotros, a quienes les gusta pensar en el futuro al crear aplicaciones, entonces un modelo de microservicios es adecuado para usted. Dado que no sabemos cómo evolucionarán los dispositivos modernos o qué innovaciones vendrán, los microservicios le permiten planificar con anticipación y realizar cambios rápidos para que pueda controlar cómo su aplicación se adapta a los requisitos cambiantes del dispositivo sin problemas de compatibilidad o tiempo de inactividad.

 

Entonces, como puede ver, un enfoque no se adapta a todos. El que elija depende completamente de su equipo y de las necesidades de su aplicación. No se deje cegar por las luces brillantes de esas grandes empresas que usan microservicios ni por los susurros de aquellos que minimizan las aplicaciones monolíticas por estar desactualizadas y obsoletas. Ninguno de los enfoques es la norma, y ​​ambos pueden adaptarse a cada modelo de negocio según su contexto y sus necesidades. La belleza de cualquier enfoque de arquitectura de desarrollo de aplicaciones es que no están escritos en piedra. Si un modelo de microservicio es demasiado intimidante para usted, simplemente puede comenzar con una aplicación monolítica y luego convertirla en un microservicio a medida que escala su aplicación y se vuelve más compleja. Sí, hacerlo requerirá una migración, pero con las herramientas adecuadas y el conocimiento adecuado, ¡cualquiera puede hacerlo y sobresalir!  

Arquitectura de desarrollo de aplicaciones monolíticas frente a microservicios: epílogo

La disputa entre monolíticos y microservicios seguramente continuará por un tiempo. Al igual que con cualquier otro marco o tecnología con la que hemos trabajado, siempre habrá opciones y alternativas que se adapten a algunos y agobien a otros. Como discutimos en este artículo, que ciertamente no terminará con el debate monolítico versus microservicios, ambos enfoques son válidos y ambos tienen sus fortalezas y debilidades. Aún así, está en sus manos evaluar su propio contexto comercial y compararlo con los pros y los contras de cada modelo para finalmente definir cuál es mejor para usted. En otras palabras, el quid de la cuestión no es lo que implica el modelo arquitectónico, sino cuáles son sus necesidades y las de su aplicación y qué necesita para satisfacerlas. Haga eso y tomará una decisión que lo ayudará a establecer procesos de desarrollo sólidos y ofrecer aplicaciones innovadoras que perpetúen el concepto de desarrollo de aplicaciones modernas durante mucho tiempo. 

Esperamos haber logrado guiarlo en su búsqueda de la mejor arquitectura de desarrollo de aplicaciones para su empresa. Sin embargo, si todavía tiene dudas o inquietudes o necesita más orientación y desea que trabajemos con usted en su próximo proyecto, no dude en contactarnos! contactarnos!

¿Necesita ayuda con un proyecto?

Dejarnos una línea y vamos a empezar a trabajar!