Desarrollo de Apps y software a la medida

Blog


Cómo liderar su equipo de trabajo remotamente (o desde la playa) (Update: En épocas de Covid-19).


19 marzo, 2020

Alguna vez hablaba con un amigo sobre cómo era posible que en pleno 2018 (Update: 2020), todavía la gente siguiera asistiendo (obligados) a una oficina durante 8 horas a trabajar sentados en frente de un computador, si hemos tenido la fortuna de presenciar la aparición de la herramienta que ha partido la historia de la humanidad en dos: Internet. office for 8 hours to work sitting in front of a computer, if we have been fortunate enough to witness the appearance of the tool that has divided the history of humanity in two: The Internet. Here I show how to lead your team from a distance

Nos resultaba sumamente contradictorio que las empresas de tecnología (y otros sectores) obligaran a sus empleados a asistir a la empresa 5 días a la semana, durante 8 horas al día, para terminar utilizando internet para comunicarse. ¿No podrían simplemente hacerlo desde casa?

Since we create Foonkie Monkey, the company where I work and am a co-founder, we have believed in what they now call “teleworking”. Which consists simply not forcing employees to travel around the city to do the same thing they could do from the comfort of their home or anywhere else, and thus be happier with their work.

El caos citadino

In our case, we have worked with people who take up to two hours to get to the office. Yes, Bogotá is really big. Of course, some people take 10 minutes on a bike. Suppose that on average a person spends 45 minutes traveling from home to work and vice versa. That's an hour and a half a day, 7.5 hours a week (almost a day of work!), 30 hours a month, 360 a year: lost time. For things like these, we are always running out of time, we do not manage it correctly.

A esto súmele que en términos generales, las oficinas quedan en lugares centrales de las ciudades y la gente suele vivir en la periferia. Eso significa que las personas hacen un recorrido, cual maratón zombie, de la periferia hacia los sitios de concentración laboral en las mañanas, y al final del día se desplazan todos, al mismo tiempo, hacia la periferia nuevamente. Movilizaciones poco estratégicas en donde los buses, Transmilenios, metros y/o carros crean un caos poco recomendable para nuestra tranquilidad interior.

Si usted logra ahorrarle ese dolor de cabeza a sus empleados/compañeros de trabajo, créame, se lo van a agradecer.

Cumpliendo objetivos, no horarios.

How to lead your team from a distance?,  The important thing is not that people arrive at their workplace at 8 am and leave at 5 pm. The important thing is that they achieve the objectives you contracted them. And if you’re one of those bosses who use memos when an employee is late, seriously, you’re at the wrong time.

Entienda esto: La mayoría de las personas (en este lado del mundo), siempre van tarde… a todo. Nada que hacer, es algo cultural. O aprende a sacarle provecho, o se verá forzado a que sus empleados estén mirando el reloj desde las 4.30 para ver a qué hora se van, a que dejen de responder mails desde las 3:00pm y a que tengan actitud de un funcionario público en oficina de tránsito, con gripa y sin haber tomado café en todo el día.

Al final, lo importante es que el equipo de trabajo cumpla los objetivos, no que las personas se sienten a ´calentar puesto´. Céntrese en los objetivos planteados y no en los horarios.

Manejar nuestro propio tiempo: Una prioridad que debería ser algo básico.

At Foonkie Monkey we have had cases of people who decided to work from home to have the time to watch their children grow. If you had that chance, wouldn’t you take it?

También hemos tenido el caso de integrantes de nuestro equipo que viven en otras ciudades/países en donde son más felices. O mi caso particular, que ahora vivo frente al mar (lo que siempre quise hacer).

Desde mi perspectiva y experiencia, un empleado feliz trabaja mucho mejor y con más compromiso porque valora el lugar en donde trabaja y se esfuerza para que a esa empresa le vaya bien. Es recíproco y ellos lo saben.

Charle con el equipo, deles la posibilidad de manejar su propio tiempo. Establezcan horarios y momentos apropiados del día para conversar sobre el trabajo.

Por ejemplo, la mayoría de los desarrolladores aman trabajar de noche, cuando nadie los molesta. Eso si, es muy importante dejar las metas a cumplir y responsabilidades claras.

Herramientas para mantener la comunicación y hacer el seguimiento de los proyectos es lo que hay. Mis recomendadas: Slack, Trello y Zoom. Importante tener en cuenta que herramientas de este tipo están apareciendo cada vez más y con mejores ´Features´. Así que cuando un integrante del equipo venga con alguna sugerencia, hay que analizar la posibilidad (pros/contras).

No sea jefe, sea parte del equipo.

Parte importante de este proceso es ganarse la confianza del equipo. Y eso se logra dejando atrás la postura de Jefe / Ejecutivo de cuenta, que llega a preguntar por qué hay retrasos en el proyecto; Un líder ya sabe las razones y es quien está trabajando más duro que cualquiera para solucionar los problemas. Un equipo que se siente respaldado por su líder trabaja mejor. No les pregunte cómo va el proyecto. Pregúnteles en qué les puede ayudar.

La interacción humana.

Si, la interacción humana es muy importante en los procesos y en ocasiones trabajar desde casa no es para todos los oficios. Habrá que ponerlo en una balanza siempre, dependiendo de la actividad laboral.

Aunque si creo que hay herramientas (adicionales a las ya mencionadas anteriormente) que sirven un montón para solucionar esos vacíos. Por ejemplo, los memes son una gran herramienta para darle un poquito de humor al día y dejar que los integrantes del equipo se suelten un poco. Finalmente estamos trabajando con humanos, no con máquinas.

Hay algo que recomiendo y es que se establezcan encuentros mensuales para salir a almorzar o para tomarse unas cervezas en donde la empresa pague la cuenta. Se recomienda que las mismas no sean obligatorias por cuanto no son para hablar de temas laborales, sino para incrementar la fortaleza como equipo.

Otra de las cosas que si hacemos en Foonkie es reunirnos en la oficina al comenzar cada gran proyecto. Y aunque en Foonkie casi nadie va a la oficina a trabajar, si es muy importante tenerla y dejar un espacio habilitado para que, el que quiera ir a trabajar en la oficina, lo pueda hacer: Hemos tenido casos de empleados que se aburren en la casa trabajando solos todo el día y van hasta la oficina por las tardes de vez en cuando.

Ahí el cambio es mucho mayor, por que sienten que el espacio es de ellos y que pueden disponer del mismo como y cuando prefieran. Caso diferente a cuando están obligados a estar allí. Eso es mucho más efectivo que las mesas de ping pong, sofás avant-garde y paredes con graffitis.

Trabajar más de 8 horas al día es para perdedores

Nadie trabaja efectivamente más de 8 horas al día. Eso está demostrado. Un cerebro con bienestar trabaja mejor que uno cansado.

Es muy común (en algunos sectores económicos) que los empleados lleguen temprano y salgan muy tarde. ¿Qué clase de vida es esa? ¿Será que los líderes de esas empresas en realidad creen que sus empleados están trabajando bien por 12 o 16 horas al día?

No, ellos están distraídos en otras cosas la mayor parte del tiempo. Están esperando la oportunidad para salir a fumar, almorzar y cuanta cosa puedan hacer para que se les pase el tiempo rápido.

Y es apenas normal, las personas necesitan VIVIR SU VIDA.

De 6 a 8 horas de trabajo dedicado al día es un montón de tiempo. Lo importante es emplear esas horas efectivamente. Y una persona que puede manejar su tiempo, que no tiene que enfrentarse al tráfico diariamente y que no tiene ´capacidad de trabajar bajo presión´, seguro emplea mejor esas horas. Todo es cuestión de reciprocidad y de enfoque.

Confie en su gente

Nada más asqueroso que andar desconfiando de su equipo de trabajo. Un empleado que siente que le tienen confianza trabaja mejor, sin duda.

Ahora, cuando los objetivos no se cumplen de forma seguida, y las justificaciones no son satisfactorias, tal vez sea el momento de conseguir un nuevo integrante para el equipo. Pero en nuestros ya casi 10 años de experiencia sin obligar a nuestros empleados a asistir a la oficina, eso sólo ha ocurrido en (aproximadamente) 3 de 100 casos, y todos han sido demasiado evidentes.

Así que hay que comenzar a ver las cosas desde la perspectiva opuesta: Confiando en que los integrantes del equipo van a realizar sus tareas, y no partiendo de la base que no las van a hacer y que por ende, hay que hacerlos ir a la oficina. Créame, si le van a mamar gallo (engañarle) lo harán en la oficina, en la casa o desde cualquier otro sitio. Importante enfatizar que aunque son casos que suceden, son casos excepcionales que muy rara vez ocurren.

Un empleado feliz, se esfuerza el doble.

Es claro que entre más grande una empresa va a ser más difícil que se pueda implementar un sistema de de trabajo en donde la gente no cumpla horarios ni tenga que estar físicamente. Todavía estamos lejos de eso, por que es un tema de educación de toda la empresa, no solo de los empleados.

Pero si es importante tener en cuenta que es un esfuerzo que vale la pena, por que un empleado contento con la empresa, es un empleado que se esfuerza el doble, enfocándose en su labor y la haciendola con cariño.

Algo que se puede hacer es comenzar por experimentar con pequeños grupos de trabajo para ir evaluando sus resultados.

Pero, y repito, desde nuestra experiencia como empresa, ha valido 100% la pena.


Categoria(s): blog

Post para ti: 5


¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *