Mejores Prácticas para Reforzar la Seguridad en Aplicaciones de Salud

La proliferación de aplicaciones de atención médica que hemos presenciado en los últimos años es una gran victoria para el sector médico. Sin embargo, las medidas de seguridad y las fallas generales de protección de datos deben ser una prioridad, y se deben emplear las herramientas adecuadas para hacerlas cumplir.

La urgencia de adoptar la tecnología como propulsor de prácticas comerciales exitosas nunca ha sido tan alta, una afirmación que es particularmente cierta para el sector de la salud. La pandemia y los peligros para la salud que la acompañan han obligado a la industria de la salud y sus participantes a remodelar la forma en que integran la tecnología en su funcionamiento diario. Afortunadamente, la proliferación del uso de dispositivos móviles y las tecnologías móviles emergentes durante la pandemia han ayudado a llevar la atención médica al ámbito de la lejanía que traen las aplicaciones de atención médica. 

 

En consecuencia, las organizaciones médicas y farmacéuticas están invirtiendo en el desarrollo de sus aplicaciones. La cantidad de aplicaciones de salud personalizadas está creciendo exponencialmente y el mundo está presenciando el nacimiento de la era de las aplicaciones de salud. El crecimiento también ha venido acompañado de diversidad, y las aplicaciones pueden abarcar desde aplicaciones centradas en el paciente para tratamientos médicos hasta aplicaciones centradas en médicos y farmacéuticos como referencia y herramientas médicas. Sin embargo, esta proliferación no siempre ha sido paralela a la implementación de medidas de seguridad y privacidad. El crecimiento de las aplicaciones de salud viene con nuevos y crecientes desafíos para proteger los datos confidenciales que van y vienen entre las partes. El cumplimiento de las regulaciones gubernamentales de protección de datos, la privacidad y seguridad de los datos y los enfoques de seguridad en capas son algunos de los desafíos que enfrentan los desarrolladores. Afortunadamente, hay herramientas, plataformas y protocolos disponibles para garantizar la operatividad y las prácticas de cumplimiento adecuadas. 

Entorno Actual de Seguridad de las Apps de Salud

La búsqueda de soluciones de salud remota ha provocado un aumento meteorológico en las apps de salud production. According to a study conducted by Statista, by the end of 2020, there were 47,140 apps de salud disponibles en Google Play Store y 48,608 en la App Store. Además, encontraron que a finales de 2020, había un crecimiento del 65% en el número total de aplicaciones médicas descargadas que las registradas en enero de 2020. El número cada vez mayor de descargas y uso observado en aplicaciones de atención médica destaca la relevancia de aplicar medidas eficientes de seguridad y protección de datos.

 

Dado que los servicios médicos y farmacéuticos ya no se limitan a las visitas al hospital, la información confidencial que antes se pasaba de forma segura de mano en mano ahora viaja (a menudo de forma inalámbrica) de un dispositivo a otro. El aumento de la vulnerabilidad que esto crea es preocupante, principalmente porque los desarrolladores de aplicaciones se demoran en hacer cumplir las medidas de protección de datos y los procedimientos de seguridad. Un reciente estudio de Intertrust descubrió que el 71% de las 100 aplicaciones médicas tienen al menos una vulnerabilidad grave que podría provocar una violación de los datos médicos. Además, el 91% de las aplicaciones estudiadas no pasaron las pruebas criptográficas, lo que significa que los datos médicos no se cifraron correctamente y, en consecuencia, se accedieron y fueron robados. 

 

Lamentablemente, problemas de seguridad como estos son más comunes ahora y van de la mano con la proliferación actual de aplicaciones de atención médica. Como uno de los principales desarrolladores de aplicaciones, en Foonkie Monkey Siempre esfuércese por hacer cumplir las medidas de seguridad más estrictas en nuestras aplicaciones médicas. Nuestra reputación en la creación de productos móviles seguros para el sector salud nos precede. Por lo tanto, creemos que es relevante explicar las mejores prácticas, herramientas y protocolos de seguridad que implementamos en nuestros procesos de desarrollo de aplicaciones de atención médica para evitar problemas de seguridad y entregar el mejor producto a nuestros clientes.

Cumplimiento de Normas HIPAA o GDPR

Como se indicó anteriormente, la mayoría de las aplicaciones de atención médica tratan con información confidencial. Para garantizar que esta información esté protegida, los gobiernos crearon leyes y regulaciones aplicables a cualquier persona que acceda, procese o almacene información médica protegida (PHI). La PHI es la información médica que se usa para identificar a una persona o institución y los datos empleados para brindar servicios de atención médica. Proteger esta información es nuestra prioridad y siempre aseguramos el cumplimiento normativo cuando es necesario. Esta medida es primordial para evitar el asombroso aumento de las violaciones de datos de salud. Los investigadores encontraron que entre 2009 y 2020, hubo 3,705 violaciones de datos de salud. Esas infracciones resultaron en el robo y la exposición de 268,189,693 registros de atención médica, lo que representa el 81,72% de la población de Estados Unidos. 

 

La United States Healthcare Insurance Portability and Accountability Act (HIPAA)y la GDPR del Reino Unido son dos de estos estándares regulatorios implementados por los gobiernos para hacer cumplir la protección de datos. Los estándares de HIPAA establecen que cualquier aplicación que procese, almacene o transfiera datos de salud personales, debe cumplir con HIPAA. El cumplimiento de los estándares de HIPAA significa seguir las reglas de privacidad y seguridad que mantienen los datos seguros a través de las mejores prácticas en tres áreas: seguridad administrativa, física y técnica. El GDPR también establece que los datos sobre el estado de salud de una persona deben estar protegidos y asegurados. Además, el GDPR protege el derecho de los usuarios al borrado de datos, la publicidad y los derechos de consentimiento para la manipulación de datos. 

 

Ambas normativas exigen que los desarrolladores cuenten con ciertas salvaguardas tecnológicas que aseguren el cumplimiento de estas medidas. Los desarrolladores de aplicaciones de atención médica deben mantener los datos de salud protegidos en todo momento, restringir el acceso a dichos datos y garantizar su integridad. También tenemos que proporcionar su transmisión segura entre las partes y cumplir con credenciales confidenciales y procesos de autenticación para el acceso a los datos. Además, es necesario almacenar la cantidad mínima de información de los pacientes que permita que la aplicación logre su propósito médico.

Cumplir con la Autenticación y Autorización de Usuarios de Alto Nivel

Ya sea que almacenen registros médicos o documentos farmacéuticos, habiliten servicios de telemedicina o brinden recursos académicos, debemos limitar el acceso a las aplicaciones de atención médica a los usuarios y las partes interesadas únicamente. Las contraseñas, los nombres de usuario, la información de seguros, los diagnósticos, los tratamientos, la investigación médica y los datos de pago necesitan bloqueos de seguridad eficaces. 

 

La autenticación de usuario proporciona la primera capa de seguridad y se refiere al uso de contraseñas, credenciales, tokens u otras formas personales de identificar a los usuarios. Es imprescindible en cualquier proceso de desarrollo de aplicaciones que se ocupe del tráfico de datos, pero es aún más relevante en las aplicaciones de atención médica debido al alto nivel de confidencialidad requerido. La autorización, por otro lado, determina a qué información puede acceder el usuario una vez que ha iniciado sesión. El hecho de que los usuarios tengan credenciales para acceder a una plataforma no significa que puedan acceder a todo el contenido dentro de esa plataforma. Los procedimientos de autorización ayudan a limitar y determinar los límites de accesibilidad para limitar el acceso de los usuarios a la información. 

 

Estos elementos son una prioridad para proteger los datos y cumplir con las regulaciones gubernamentales. Los intentos de ataque en el sector de la salud son algo común. Solo en 2019, más 3.8 millones de registros de salud sufrieron violaciones de datos y estafas de phishing. Adicionalmente, Microsoft detectaron más de 300 millones de intentos de inicio de sesión fraudulentos al día solo en sus servicios en la nube. Estas preocupantes estadísticas resaltan la importancia de hacer cumplir los protocolos de administración y autenticación de usuarios como un paso principal en el proceso de desarrollo. Sin embargo, los protocolos tradicionales de contraseña / nombre de usuario no son los más seguros para las aplicaciones de atención médica, de ahí la necesidad de medidas adicionales. Afortunadamente, los desarrolladores pueden usar varias herramientas y protocolos para proteger las barreras en su lugar, mejorar la productividad y evitar problemas de seguridad. Éstos son algunos de los que usamos y recomendamos.

Herramientas de Administración de Acceso de Identidad (IAM):

Las herramientas de IAM ayudan a autenticar a los usuarios individuales y a determinar y administrar los privilegios y roles de acceso para esos usuarios. En términos sencillos, ayudan a garantizar que los usuarios sean quienes dicen ser y accedan a los datos correctos por las razones correctas. El beneficio de emplear herramientas IAM es que son fáciles de implementar y ya cumplen con la HIPAA, lo que ahorra tiempo y dinero al mejorar la eficiencia y garantizar las prácticas de seguridad adecuadas. 

 

Auth0

Una de las plataformas de IAM que usamos a menudo al desarrollar apps de salud seguras para nuestros clientes es Auth0. Auth0 tiene una gran cantidad de beneficios cuando se trata de proporcionar las medidas de seguridad adecuadas. Ayuda con la autenticación al proteger y cifrar las credenciales de inicio de sesión (contraseña, nombre de usuario, OTP, PIN) para que sean inútiles si los atacantes acceden a nuestras bases de datos. Auth0 utiliza protocolos JWT para implementar la autenticación de usuarios a través de tokens, una medida de seguridad eficaz que controla el acceso, la expiración de la sesión y la seguridad de los datos; más sobre esto más adelante. 

 

Auth0 también implementa autenticación multifactor y sin fricciones SSO login cuando sea necesario. Permite el control de acceso basado en roles (RBAC), lo que significa que las personas pueden acceder a la información según su rol dentro de la organización. RBAC es fundamental para las aplicaciones de atención médica porque limita el acceso a datos confidenciales solo a médicos y directores de hospitales, por ejemplo, a diferencia de otros miembros del personal del hospital. También proporciona herramientas de gestión de usuarios, donde los administradores pueden gestionar perfiles de usuario y tener acceso a directorios de usuarios escalables. Además, Auth0 puede detectar ataques y neutralizarlos identificando bots, detectando contraseñas violadas y neutralizando sospechosos IP throttling. Por último, Auth0 asegura el cumplimiento de HIPAA, que ya aprendimos que es fundamental para las aplicaciones de atención médica. 

 

Okta

OKta es otra herramienta de IAM que utilizamos para administrar los permisos de acceso y proporcionar un entorno seguro de datos médicos. Al igual que Auth0, Okta emplea herramientas OSS y proporciona autenticación multifactor mejorada para mantener el acceso a los datos limitado a las personas adecuadas. También ayuda a bloquear automáticamente las direcciones IP sospechosas al identificar ataques previos a otras organizaciones y proporciona todos los requisitos de seguridad para cumplir con el cumplimiento de HIPAA.

Autenticación basada en tokens:

La autenticación basada en tokens es un protocolo que ayuda a verificar la identidad del usuario. Cuando un usuario envía una solicitud de acceso al servidor, recibe un token de acceso firmado único. El servidor verifica la autenticidad del token y, en consecuencia, responde a la solicitud de acceso y cualquier acción a partir de ese momento. Este token tiene un período de tiempo utilizable y los usuarios pueden acceder a la aplicación mientras el token sea válido sin tener que ingresar las credenciales nuevamente. Sin embargo, una vez que el usuario cierra la sesión o se agota el período de tiempo utilizable, el token se invalida y el usuario debe iniciar sesión nuevamente. Estas funciones son cruciales para las aplicaciones de atención médica porque la expiración de la sesión protege los datos del usuario de dispositivos perdidos o sesiones abiertas en establecimientos públicos. 

 

Una forma de autenticación basada en tokens que usamos se llama JSON Web Token (JWT). JWT es un formato de token compacto, lo que significa que es pequeño y se transmite fácilmente. Es autónomo, firmado digitalmente y es un método de autenticación altamente confiable. Un JWT consta de tres partes que determinan su usabilidad: encabezado, carga útil y firma. El encabezado define el tipo de token y el algoritmo de firma. Payload establece los datos correctos para un usuario en particular, el emisor del token y el vencimiento del token. Finalmente, la Firma verifica que el mensaje no haya cambiado o haya sido alterado en tránsito. 

 

Los programadores unen estos tres componentes para producir una herramienta de autenticación que es fácil de implementar y protege la PHI y otros datos de salud sensibles. JWT también ayuda a los desarrolladores a especificar a qué contenido se puede acceder, cuánto tiempo dura ese permiso y qué puede hacer el individuo mientras está conectado a la aplicación. JWT se puede programar y usar de forma independiente, pero para garantizar el cumplimiento de HIPAA, ahorrar costos y optimizar la seguridad, a menudo lo usamos en Auth0 para procesos de autenticación más seguros.

Autenticación Multifactor:

La autenticación multifactor (MFA) es un método de defensa simple y rentable utilizado por los programadores porque crea varias capas de protección. Los procedimientos de MFA combinan dos o más protocolos de identificación de usuario y credenciales para otorgar acceso a la aplicación. Los usuarios deben usar una contraseña, un token de seguridad o verificación biométrica (Face ID, huella digital, voz, retina), una combinación de las cuales puede bloquear hasta 99.9% de intentos de hacking. 

 

MFA anuló todas las credenciales comprometidas, contraseñas duplicadas o inicios de sesión de usuarios pirateados, lo que lo hace ideal para la protección de datos de atención médica. También proporciona facilidad de uso, lo cual es imprescindible cuando consideramos que los médicos, el personal hospitalario o los trabajadores farmacéuticos tienen limitaciones de tiempo o de uso del dispositivo. Reconocimiento biométrico, OTPs, tokens, aplicaciones de autenticación o enlaces de inicio de sesión específicos pueden ahorrar tiempo y preservar la seguridad de los datos en todo momento. MFA es un requisito para cumplir con las regulaciones gubernamentales y lo aplicamos a través de Auth0.

Encriptación de Datos

Las aplicaciones de atención médica tienen un alto tráfico de datos confidenciales que van desde la telemedicina y los informes médicos hasta estudios de patología e investigación farmacéutica. Cuando esta información se comparte entre partes que utilizan Internet, pasa por diferentes redes y dispositivos públicos, lo que abre la puerta para que los datos compartidos se vean comprometidos y robados. La filtración y el robo de datos ocurren con más frecuencia de lo que la gente piensa; un estudio de Experian descubrió que los registros médicos robados se venden en la darknet por hasta $ 1000. Se emplean algoritmos de cifrado para evitar que sucedan estos problemas. 

 

El propósito de la encriptación es codificar los datos compartidos, o texto sin formato, y convertirlos en un formato ilegible o cifrado. Cuando los datos llegan al destinatario, se descifran y solo la parte autorizada puede leerlos. El destinatario puede acceder a los datos cifrados mediante una clave generada por el algoritmo, y es específica para descifrar los datos transferidos. Los datos almacenados en las aplicaciones o en las bases de datos, como los resultados de las pruebas, la información personal, la información de pago, los chats o la investigación médica confidencial, también deben cifrarse, incluso cuando no se transfieren de un lado a otro. El cifrado evita que intrusos lean información confidencial; incluso si es robado, será ilegible y, en última instancia, inútil. 

 

Diferentes tipos de encriptación como Triple DES, AES, RSA, Blowfish, y FPE pueden ser empleados por los desarrolladores, ya sea con claves simétricas (una) o asimétricas (dos) para descifrar los datos recibidos. JWT, como se indicó anteriormente, también puede ser una forma segura de transferir datos entre hospitales, pacientes, compañías farmacéuticas y otras partes. Los datos de JWT se pueden cifrar o verificar mediante una firma digital.  

Creación de Aplicaciones Seguras para la Salud: La Conclusión

En última instancia, es innegable que las tecnologías móviles emergentes están remodelando las experiencias de atención médica, y la forma en que operan el personal médico y los pacientes está evolucionando. Los riesgos que conllevan estas soluciones sanitarias digitales no deben minimizarse. La digitalización de la información personal y médica sienta las bases para un servicio médico más eficiente, pero lo hace más vulnerable a los ataques. Aún así, para las entidades y las personas que desean participar en el desarrollo de aplicaciones de atención médica, los beneficios superan los desafíos. No obstante, dichas dificultades deben abordarse para una adecuada operatividad y las empresas deben contratar un socio de desarrollo adecuado para superarlas. 

 

En Foonkie, nos especializamos en la creación de aplicaciones de atención médica seguras con todas las salvaguardias técnicas implementadas correctamente para superar cualquier desafío de seguridad y obstaculizar las violaciones de datos y los problemas de seguridad. Tenemos más de diez años de experiencia en el desarrollo de aplicaciones con un entorno amigable con la seguridad que infundirá confianza en los usuarios e impulsará la adopción inmediata de la aplicación, determinando en última instancia el éxito de un producto. Todas las herramientas y protocolos que empleamos en nuestros procesos de desarrollo garantizan la entrega de aplicaciones móviles saludables, de alta calidad, que cumplen con las normas de seguridad y hermosas, y empresas como Pfizer, Takeda Pharmaceutical Company, Boston Scientific Group, y Keralty son testigos.

Si desea asociarse con una empresa calificada para crear una solución móvil de atención médica que sea segura, compatible con la seguridad, fácil de usar y que siempre se esforzará por entregar el mejor producto, debe comunicarse con nosotros. Hablemos!

¿Necesita ayuda con un proyecto?

Dejarnos una línea y vamos a empezar a trabajar!