5 Consideraciones Legales en el Desarrollo de Aplicaciones

Al igual que con cualquier otra empresa comercial, los desarrolladores de aplicaciones deben estar atentos a las consideraciones e implicaciones legales críticas de su producto. Estas consideraciones son esenciales para estructurar la aplicación correctamente y mantenerla funcionando correctamente.

A estas alturas, no es ningún secreto que las aplicaciones controlan nuestras vidas; están en todas partes y la demanda de soluciones móviles mejores y más rápidas está aumentando enormemente. Las tecnologías móviles brindan formas únicas de acceder a bienes y servicios, desde comprar alimentos hasta obtener atención médica. Como resultado, y desde finales de 2016, los dispositivos móviles comenzaron a vender más que las computadoras, y en 2021, un porcentaje creciente ((56% para ser exactos)) del acceso a Internet ocurre a través de dispositivos móviles. Estas cifras son un regalo del cielo para los desarrolladores que son los que llevan la antorcha de las tecnologías móviles modernas y sus consideraciones legales. A partir de ahora, el desarrollo de aplicaciones se está convirtiendo progresivamente en un mercado atractivo y uno de los generadores de ingresos más prometedores para las empresas emergentes.

Pero a pesar de esta creciente popularidad en el uso y el desarrollo de aplicaciones, crear un producto móvil no se trata solo de tener una buena idea, desarrollarla y luego acumular usuarios y dólares. Aparte de las prácticas de desarrollo bien conocidas, existen varios problemas legales que los desarrolladores deben cumplir si quieren construir un producto duradero. Estas consideraciones legales no son negociables y algunas, si no se manejan adecuadamente, pueden poner en peligro su empresa, su producto y todo su sustento.

A día de hoy, el desarrollo de aplicaciones se enfrenta a los mismos problemas legales que cualquier otra unidad de negocio. Se aplican diferentes leyes y regulaciones a la industria del desarrollo móvil, desde las leyes de propiedad intelectual hasta las leyes del consumidor e incluso los acuerdos de la tienda de aplicaciones. Dependiendo del tipo de aplicación que esté desarrollando, se aplicarán todas o sólo algunas áreas de la ley. Suena complicado, lo sabemos, pero no se preocupe; nosotros en Foonkie Monkey han creado una lista completa de algunas de las consideraciones legales generales relevantes para el desarrollo de una aplicación móvil saludable.

Derechos de Propiedad Intelectual

La propiedad intelectual (IP) se refiere a todo el trabajo original y creado en el proceso de desarrollo, comercialización e implementación de su producto móvil. Durante el proceso de desarrollo de su aplicación, usted y su equipo crearán diseños originales, contenido gráfico, nombres de aplicaciones, íconos, contenido escrito y código fuente. Cuando son auténticos, todos estos elementos se consideran propiedad intelectual y son suyos. Su empresa debe registrarlos como marcas comerciales, derechos de autor o patentes, según el tipo de propiedad intelectual que trate su aplicación.

Estas son las tres formas de asignar derechos de propiedad intelectual a su aplicación y proteger sus ideas creativas:

• Copyright

La protección de los derechos de autor cubre el trabajo artístico o escrito de su aplicación. Protege su trabajo original contra la copia o reproducción no autorizada. Esta protección a menudo incluye código fuente, imágenes originales o patentadas, elementos de la interfaz gráfica de usuario, material gráfico y contenido escrito.

• Patentes

La protección por patente cubre ciertos productos, procesos o métodos incorporados en su aplicación que son nuevos y no obvios. Patentar no es una práctica muy común entre los desarrolladores de aplicaciones, en parte debido a que los derechos de patente requieren largos procesos de solicitud que llevan años y son muy costosos. En caso de que su aplicación no sea patentable, pero algún aspecto de ella sea único y novedoso, como su código fuente, Secretos comerciales son formas legales de mantenerlo en secreto.

• Marca comercial

La marca es lo que identifica la fuente de origen de los bienes o servicios. A menudo, incluye protección para elementos como el nombre, el logotipo y el eslogan de su aplicación. Es una práctica estándar que la mayoría de las empresas de desarrollo que crean aplicaciones móviles registren al menos el nombre de su aplicación como marca comercial.

Además, le recomendamos que escriba un IP Acuerdo de Asignación de PI Agreement que establece claramente que eres dueño de cualquier trabajo que se crea cuando subcontratas trabajadores. Los derechos de propiedad intelectual son especialmente relevantes si está subcontratando personal para que trabaje en algunos procesos al crear su aplicación. En ese caso, debe determinar legalmente quién es el propietario de qué para asegurarse de que sus elementos sean legítimamente suyos y de que no infrinja los derechos de autor de otra persona. No elaborar este acuerdo de manera adecuada puede resultar en malentendidos o responsabilidades legales como, por ejemplo, un desarrollador o programador, que involuntariamente termina siendo propietario de partes de la IP de su aplicación en lugar de la empresa. Además, suponga que su aplicación va a un mercado internacional como las nuestras hacer. En ese caso, existen estrategias de protección global que puede adoptar para proteger su empresa y su aplicación de cualquier infracción en el extranjero.

Por último, a veces sucede que una aplicación puede contener una IP de propiedad de un tercero, en cuyo caso su empresa debe obtener una licencia para usar legalmente esa IP y obtener autorización legal para incorporarla a su aplicación.

Términos de uso y política de privacidad

En primer lugar, los Términos de uso son un acuerdo legal que los desarrolladores de aplicaciones celebran con los usuarios de sus aplicaciones. Este acuerdo es válido automáticamente cuando un usuario descarga y usa la aplicación. Establece qué es la aplicación, cómo debe usarla el usuario, qué constituye un uso inadecuado o ilegal de la aplicación y las consecuencias de un uso inadecuado. Un acuerdo de Condiciones de uso es fundamental porque establece las reglas para el uso adecuado de su aplicación y limita la posibilidad de problemas legales para su empresa si un usuario hace un mal uso de su producto.

En segundo lugar, las políticas de privacidad son consideraciones legales vitales en el desarrollo de aplicaciones móviles. Si su aplicación recopila datos personales como nombres, direcciones de correo electrónico o números de teléfono, necesita una política de privacidad. Su política de privacidad debe explicar cómo y con qué propósito la aplicación almacenará y utilizará los datos de un usuario. Dichas políticas también deben aclarar qué derechos tienen sus usuarios finales con respecto a sus datos. Además, cómo pueden ejercer esos derechos para garantizar el cumplimiento de las normas de privacidad y protección de datos. Estas leyes regulatorias dependen del territorio donde su aplicación impactará a los usuarios, no necesariamente del país donde ocurre el proceso de desarrollo de la aplicación. Por lo tanto, debe conocer todas las medidas de protección de datos globales relevantes. 

Si bien todas las leyes internacionales requieren la protección de datos personales, las regulaciones más integrales son el Reglamento general de protección de datos en la UE (GDPRy la Legislación de protección de datos de EE. UU. (la Comisión Federal de Comercio lo hace cumplir). La mayoría de las entidades reguladoras requieren específicamente que los desarrolladores de aplicaciones publiquen su política de privacidad dentro de la aplicación, principalmente si maneja información financiera, información de salud protegida (PHI) o información de niños menores de 13 años. Este punto obliga a los desarrolladores de aplicaciones de FinTech y de atención médica a cumplir leyes de protección de datos porque los datos sensibles siempre están sujetos a requisitos más estrictos en la mayoría de las legislaciones. Estas aplicaciones requieren que los desarrolladores se aseguren de que el usuario da su consentimiento literal y explícito para procesar sus datos. El incumplimiento de la protección de datos puede dar lugar a multas y otras consecuencias de la FTC, el RGPD, HIPAA), COPPA, o cualquier ley diferente que cubra el propósito y la audiencia de su aplicación.

Estas son algunas de las mejores prácticas que recomendamos para hacer cumplir y cumplir adecuadamente su política de privacidad:

• Tenga su política de privacidad en su lugar desde el comienzo del proceso de desarrollo de la aplicación móvil.
• Su política de privacidad debe ser clara, transparente y divulgar con precisión cualquier práctica relacionada con la recopilación, el uso y la protección de la información personal.
• Hágalo disponible tan pronto como el usuario descargue la aplicación.
• Si su política de privacidad se proporciona después de instalar la aplicación, debe divulgarla antes de que la aplicación procese los datos del usuario.

Acuerdo de licencia de usuario final (EULA)

Su aplicación necesita un acuerdo ejecutable con sus usuarios finales para proteger la propiedad intelectual de su empresa y minimizar o eliminar la responsabilidad potencial. Este acuerdo se conoce como el Acuerdo de licencia para el usuario final (EULA). Hacer cumplir un EULA protegerá su propiedad intelectual y sus inversiones porque actúa como una licencia de derechos de autor y un contrato. 

Establece los términos bajo los cuales el usuario final puede usar la aplicación e identifica todos los usos permitidos y no permitidos. Además, un EULA puede limitar la responsabilidad del desarrollador de la aplicación y garantizar que el usuario final no haga un mal uso de la aplicación de forma dañina que pueda poner en peligro o violar la IP de la empresa de desarrollo dentro de la aplicación.

Como se indicó anteriormente, su EULA debe ser ejecutable, lo que requiere la aceptación mutua y significa que los usuarios de su aplicación deben aceptar su EULA si quieren usar su aplicación. Las formas más comunes y efectivas de obtener un acuerdo de usuario para su EULA son los acuerdos clickwrap o Browsewrap. Cacuerdos clickwrap son los más utilizados y los desarrolladores los divulgan antes de descargar la aplicación. El EULA se presenta al usuario, solicitándole que declare que lo ha leído y luego acepta sus términos haciendo clic en el botón "Acepto". 

Por otro lado, los acuerdos browsewrap aparecen como un hipervínculo a los términos de la aplicación, pero no requieren que el usuario realice ninguna acción afirmativa. En los acuerdos de navegación, la aceptación de los términos se logra simplemente mostrándolos al usuario final. Por último, otra forma de hacer que su EULA sea contractualmente vinculante es obtener un acuerdo después de la descarga. Aún así, esta práctica es poco común ya que, en las aplicaciones pagas, emitir reembolsos a los usuarios que no estén de acuerdo con ella después de la compra podría generar problemas innecesarios.

Acuerdos de confidencialidad

La industria del desarrollo de aplicaciones es conocida por su innovación y constantemente abriendo nuevos caminos con respecto a nuevas ideas y tecnologías. En consecuencia, especialmente para Desarrolladores de aplicaciones altamente creativas, La adopción de las medidas de confidencialidad adecuadas es fundamental para proteger la propiedad intelectual. En la mayoría de los entornos de desarrollo de aplicaciones, pueden surgir problemas de confidencialidad en situaciones en las que necesite subcontratar a terceros, como diseñadores o programadores, que tienen acceso completo a los datos de su aplicación. Estos terceros deben comprender el alcance total de su aplicación para realizar su trabajo de manera eficaz, por lo que no siempre puede limitar el acceso a ella, pero es aconsejable tomar medidas para garantizar que mantengan en secreto la información de su aplicación y de su empresa. 

En la mayoría de los casos, sus políticas y prácticas de contratación deben garantizar que su personal subcontratado sea confiable, pero no puede garantizar completamente que un tercero no robará la información de su aplicación. De ahí la importancia de implementar acuerdos de confidencialidad, también conocidos como acuerdos de no divulgación (NDA). En general, los NDA de desarrollo de aplicaciones móviles restringen la difusión de información sobre un proyecto o producto en particular y limitan la información a las personas que han firmado el documento. Los NDA son una manera fácil de agregar una capa adicional de protección a su IP y evitar, o al menos minimizar, las posibilidades de que sus ideas sean robadas.

Los NDA son especialmente útiles en los siguientes casos:

• Protegen la confidencialidad de los secretos comerciales. 

• Los NDA protegen la información confidencial divulgada durante el desarrollo de la aplicación, como contraseñas, bases de datos, prototipos, código fuente o planes comerciales. 

• Proteger a su empresa de los riesgos al subcontratar personal que también puede haber trabajado con la competencia.

• Mantener una aplicación en secreto mientras está en desarrollo.

Acuerdos de App Stores

Una vez que su aplicación esté construida y lista para su distribución, debe informar a sus usuarios que está disponible para descargar. La distribución de aplicaciones móviles y su entrega a los usuarios finales generalmente se realiza a través de las tiendas de aplicaciones. Estas tiendas de aplicaciones generalmente requieren que los desarrolladores acepten los términos de la tienda en un acuerdo de distribución, que generalmente no es negociable. Algunas tiendas son más restrictivas que otras y los acuerdos de distribución varían en complejidad y requisitos. Estos acuerdos a menudo incluyen políticas de uso y cumplimiento adicionales que pueden afectar el proceso de desarrollo, las especificaciones y la distribución de su aplicación, por lo que es esencial conocer estas especificaciones de antemano y ajustarlas en consecuencia. 

Además, algunas tiendas de aplicaciones tienen sus EULA, condiciones de uso y seguros de cobertura de responsabilidad. Estas plataformas también se reservarán el derecho a modificar sus términos legales o agregar nuevas cláusulas cuando sea necesario. Su aplicación debe cumplir con estas condiciones, incluso cuando cambien, y si no lo hace, se iniciará una acción legal o se eliminará su aplicación de la tienda.

Su aplicación móvil también debe cumplir con todos los requisitos de publicación y distribución de aplicaciones que surgen de un acuerdo de licencia del programa para desarrolladores de iOS de Apple y las políticas del programa para desarrolladores de Google Play de Google para dispositivos Android.. Estas pautas y políticas enfatizan todas las medidas de protección de datos sensibles y abordan los problemas de IP relacionados con su aplicación. 

 

Conclusión

Las empresas de desarrollo deben proteger sus derechos, los intereses de los clientes y las inversiones abordando de manera eficiente y exhaustiva los asuntos legales. Establecer estrategias legales y de cumplimiento adecuadas es fundamental para minimizar los riesgos de responsabilidad inherentes a la violación de los derechos de propiedad intelectual de otros, los acuerdos de la tienda de aplicaciones y las leyes territoriales. Como regla general, en Foonkie Monkey recomendamos que las empresas de desarrollo determinen su alcance legal y aborden todas las consideraciones legales posibles desde el principio y todo el proceso de desarrollo de aplicaciones móviles. Además, debe comprender que hay muchos detalles, ramificaciones y conocimientos legales involucrados en cada punto enumerado en este artículo. Todos necesitan consideración para garantizar que su aplicación sea sostenible y próspera. En consecuencia, si es posible, recomendamos consultar a un abogado especializado en la industria del desarrollo de aplicaciones y que tenga conocimientos en todo lo relacionado con la tecnología. Este tipo específico de abogado puede garantizar que todas las partes estén completamente protegidas y que su aplicación sea legalmente sólida. 

Entendemos que lo último en la mente de un desarrollador son las palabrerías legales, pero tenga en cuenta que ocuparse de estos problemas legales de antemano le garantizará un camino sin complicaciones hacia el éxito. Además, los aspectos legales enumerados anteriormente no constituyen una lista completa de asuntos legales relacionados con el desarrollo de aplicaciones. Dependiendo de su aplicación y sus especificaciones, pueden surgir más problemas legales, o es posible que algunos aspectos de este artículo ni siquiera sean relevantes para usted. Aún así, a medida que el uso de las aplicaciones móviles sigue creciendo, es probable que los requisitos legales que les son aplicables sigan creciendo. Este crecimiento también puede venir con una mayor claridad y alternativas para que los desarrolladores se protejan a sí mismos y a sus usuarios, lanzando mejores aplicaciones que resistirán la prueba del tiempo.

En Foonkie Monkey, siempre estamos al tanto de los asuntos legales relacionados con nuestras aplicaciones y siempre estamos a la vanguardia de los últimos requisitos y leyes para hacer que nuestros productos sean mejores y duraderos. Si tiene alguna pregunta sobre este artículo o quiere que trabajemos en nuestro proyecto, no lo piense dos veces ¡contactanos!

¿Necesita ayuda con un proyecto?

Dejarnos una línea y vamos a empezar a trabajar!